La Oficina de Defensa Planetaria de la NASA descubre un cometa rompiéndose en pedazos. ¿Causarían daños los fragmentos si impactaran con la Tierra?



El telescopio espacial Hubble de la NASA ha captado a casi 108 millones de kilómetros de la Tierra, un poco más allá de la órbita de Marte, los restos del cometa 332P / Ikeya-Murakami que se está despedazando al acercarse al Sol.

El núcleo principal del cometa es de casi 500 metros de ancho y podría estar a punto de partirse en dos; mientras que los fragmentos de los que se ha podido contar unos 25, son de entre 20 y 61 metros de ancho y se extienden casi 5000 kilómetros tras el núcleo principal .
El cometa fue descubierto en noviembre de 2010, dos astrónomos aficionados japoneses, Kaoru Ikeya y Shigeki Murakami. Proviene del cinturón de Kuiper, una enorme nube de objetos en las afueras de nuestro sistema solar; son las reliquias congeladas de los bloques de sobrantes de la construcción de nuestro sistema solar.
Los resultados aparecerán en los 15 de septiembre, 2016, en "Astrophysical Journal Letters".
Y si se están preguntando que pasaría si uno de esos fragmentos colisionara con la Tierra causaría daños?. La respuesta es que si cae en una zona habitada sí; Para que tengan una idea, según la teoría más aceptada por los científicos es que el Bólido que causó la explosión que arrasó varios miles de kilómetros cuadrados en Tunguska, en Siberia a principios de siglo XX, era un fragmento de cometa de unos 80 metros de diámetro. Por desgracia en estos últimos 100 años la humanidad se multiplicado por 4,5, las ciudades que antes ocupaban unos pocos kilómetros ahora ocupan cientos o miles de kilómetros y los campos de cultivo e infraestructuras humanas ocupan millones de kilómetros cuadrados. Así que aunque el riesgo de impacto sigue siendo el mismo, la posibilidades de que se causen daños se han multiplicado.
Por eso existen equipos de trabajo como la "Oficina de Coordinación de la Defensa Planetaria" de la NASA, que son los han estado vigilando la evolución de este cometa y fueron los que solicitaron tiempo de observación con el telescopio Hubble para poder hacer este descubrimiento.

-Fuente: Nota de prensa de la NASA.-
Publicar un comentario

Blog Archivo