Descubren Abell 78 la estrella que resucitó



Tras los bellos colores de la nebulosa Abell 78 se esconde un curioso renacimiento estelar. En el centro se halla una estrella moribunda, que era similar a nuestro Sol, y que había expulsado sus capas externas en su camino hacia la extinción pero que, por un tiempo, regresó a una fase estelar anterior, la de gigante roja, y después repitió su trayecto hacia la fase de nebulosa planetaria.

Abell 78 se encuentra entre los muy pocos casos, sólo se conocen 4, en los que la estrella revive a pesar de que el núcleo ha dejado de producir energía; aunque es algo que dura poco tiempo apenas unos miles de años, dejando un aspecto de burbuja dentro de otra burbuja.
Abell 78 constituye un objeto de gran interés por su rareza, y porque presenta tres tipos de viento estelar, lo que la convierte en el objeto idóneo para estudiar la interacción de vientos y anticipar el futuro del Sol, que previsiblemente formará una nebulosa planetaria.
Esta imagen combina información en rayos X obtenida en 2013 con el telescopio espacial XMM-Newton (azul), con observaciones en óptico con filtros especiales que revelan el brillo del oxígeno (verde) y el helio (rojo). Los datos en el óptico se obtuvieron en 2014 con el telescopio NOT de La Palma.
Fuente: Nota de prensa y foto del Instituto de Astrofísica de Andalucía - CSIC 
Publicar un comentario

Blog Archivo