La NASA investiga una extraña fuente luz detectada por el telescopio Swift


by EnVerde
Un equipo internacional de investigadores que trabajan con el satélite Swift de la NASA, ha descubierto una fuente luminosa muy inusual en una galaxia a unos 90 millones de años-luz de distancia, llamada SDSS1133. Se trata de un objeto con curiosas propiedades que pudiera ser un agujero negro supermasivo expulsado de la galaxia donde nació después de la fusión con otro agujero negro gigante. O también pudiera ser algo muy intrigante los restos de una estrella masiva del raro tipo variable azul luminosa (LBV) que explotó como supernova. Estas estrellas experimentan erupciones episódicas que arrojan grandes cantidades de masa en el espacio mucho antes de su explosión definitiva. Interpretado de esta manera, SDSS1133 representaría el mayor período de erupciones LBV jamás observadas, seguido de una explosión de supernova terminal en 2001. Sea lo que sea SDSS1133 es, es persistente. El equipo fue capaz de detectarlo en datos astronómicos que se remonta a más de 60 años.

El misterioso objeto es parte de la galaxia enana Markarian 177, ubicado en el tazón de la Osa Mayor. A pesar de que los agujeros negros supermasivos suelen ocupar los centros galácticos, SDSS1133 se encuentra por lo menos 2.600 años luz desde el núcleo de su galaxia anfitriona. En junio de 2013, los investigadores obtuvieron imágenes de alta resolución en el infrarrojo cercano del objeto utilizando el de 10 metros Keck II telescopio en el Observatorio WM Keck en Hawai. Revelan la región emisora de SDSS1133 es inferior a 40 años luz de diámetro y que el centro de Markarian 177 muestra evidencia de intensa formación estelar y otras características que indican una perturbación reciente.
Ya se trate de un agujero negro supermasivo  a la fuga o el explosivo acto de clausura de una estrella rara, parece astrónomos nunca han visto los gustos de SDSS1133 antes.
Fuente: Nota de prensa de la NASA.
Publicar un comentario

Blog Archivo