El nacimiento de un planeta: La NASA detecta el brutal choque de dos asteroides


by EnVerde 
El telescopio Espacial Spitzer de la NASA ha sido testigo del colosal choque entre dos grandes asteroides, que han generado una gigantes nube de granos del tamaño de arena muy fina.
El cataclismo, representado en esta ilustración que distribuye la NASA, se produjo en una joven estrella similar al Sol, con el muy técnico nombre de NGC 2547-ID8, y con sólo 35 millones de años; se trata de un auténtico bebito estelar, que se encuentra, al igual que le ocurrió al Sol hace más de 4.500 millones de años en la fase de creación de planetas. La época en la que los granos de polvo se van juntando, para crear cuerpos cada vez más grandes, y estos por medio de choques formarán asteroides. Una auténtica batalla de colosos, donde el tamaño sí que importa, ya que por la acción de la gravedad el asteroide más grande se irá haciendo con el material del más pequeño y atrayendo el polvo que encuentre en su trayectoria, son los embriones de lo que después serán planetas como nuestra propia tierra.
Así nacemos todos, de gas y polvo; pero eso sí somos polvo de estrellas.

Publicar un comentario

Blog Archivo